ை Las claves para reiniciar nuestro cerebro en caso de necesidad.

ilcanallarubens_cerebroCuántas veces has deseado poder apretar el botón de reinicio de tu cerebro tal y como hacemos con la computadora… Tras un desgaste de energía nuestra mente parece pedirnos a gritos que hagamos un corte para publicidad, un descanso para aclararnos un poco y volver a la intensa actividad. Ahora una experta en bienestar y salud de Nueva York, Marissa Vicario, explica cuándo y cómo reiniciar el cerebro.

Para empezar Vicario propone un paseo para despejarnos. Mientras estamos sentados, los sistemas de nuestro cuerpo permanecen en reposo.Al movernos despertamos a nuestras mitocondrias, la parte de las células que genera energía. Según Vicario, una caminata varias veces a la semana puede hacer que nuestras mitocondrias doblen su tamaño, lo que ayudará al cuerpo a producir más energía. Del mismo modo, la combinación de aire fresco y ejercicio también estimula el flujo de la sangre al cerebro y este recupera la claridad y el enfoque de nuevo.

Beber agua regularmente es otra de las claves. Dice Vicario que, según los estudios, la deshidratación puede ralentizar la función cerebral. Como si nuestro cerebro fuera una planta necesitada de agua para sobrevivir, la experta recomienda que nos procuremos nuestra considerable ración de H2O diaria, y que si acabamos aburridos de ella probemos a disfrazar su sabor con hojas de menta, rodajas de limón, lima, naranja o pepino.

Además del agua, los olores cítricos también revitalizan la mente. Una buena forma de tenerlos a mano es con una botella de aceite esencial de limón en nuestro escritorio, que podemos inhalar o bien empapar en un algodón. Un efecto similar tienen el eucalipto y el romero. En cuanto a las comidas, nuestra alimentación no debe privarse nunca de una buena merienda que se encargue de estabilizar el azúcar en nuestra sangre, de evitar la sensación de hambre y de ayudar a un funcionamiento correcto del cerebro. Los alimentos que Vicario recomienda tener cerca en la oficina deben tener proteínas e hidratos de carbono, como los frutos secos, las semillas, la fruta seca o incluso alguna tostada de pan integral acompañada de aguacate o apio.

Y una buena noticia para los aficionados a las siestas, porque es cierto que son reparadoras. Aunque no tan buena si las suyas duran más de 20 minutos. Según la National Sleep Foundation en Estados Unidos una siesta de algo más de un cuarto de hora proporciona beneficios significativos para mejorar el estado de alerta y el rendimiento. Pasados los 20 minutos, al despertarnos nos sentiremos aturdidos, por lo que será peor el remedio que la enfermedad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: