Archivos en la Categoría: Actualidade en Xeral

Marchas mundiais contra o cambio climático no Fridays for Future

Fridays for Future

Centenares de miles de estudantes mantiñan este venres unha xornada de manifestacións mundiais que se converterá na mobilización máis importante da historia para concienciar aos adultos sobre a importancia de actuar contra o cambio climático.

Os alumnos de grandes cidades como Sídney, Manila, Bombai, Seúl ou Bruxelas responderon masivamente á convocatoria lanzada pola moza activista sueca Greta Thunberg para deixar as aulas o venres e participar nesta folga escolar simbólica.

En total están programados máis de 5.000 eventos en todo o mundo. O obxectivo dos chamados “Venres polo futuro” (Fridays for Future) é mobilizar a alumnos de todo o planeta para que presionen a quen toma as decisións no mundo e ás grandes empresas, co fin de que adopten medidas drásticas que freen o quecemento global provocado pola man do home.

Está previsto que a xornada termine en Nova York, cunha enorme manifestación á que acudirán máis dun millón de estudantes de máis de 1.800 escolas.

Os estudantes de Vanuatu, nas illas Salomón, foron os primeiros que saíron ás rúas. En Tokio, unhas 3.000 persoas protestaron de maneira pacífica. “Que queremos?, Xustiza climática! Cando o queremos? Agora!”, repetían, mostrando pancartas que dicían “Non hai planeta B, esperten!”.

En Indonesia, varios miles de persoas saíron á rúa en varias cidades. ” Greta Thunberg inspirounos, pero todo isto non pode facelo unha soa persoa, todo o mundo debe implicarse”, dicía Deby Natalia, unha das organizadoras da manifestación de Iacarta.

En Sudáfrica, medio milleiro de persoas desfilaron en Johannesburgo.

En Europa, empezaron igualmente as manifestacións. 15.000 persoas manifestáronse en Bruxelas, mentres en Alemaña, onde os ecoloxistas teñen o vento en popa electoralmente, os manifestantes bloquearon a circulación no centro de Frankfurt.

En Berlín, a principal manifestación partiu da emblemática Porta de Brandeburgo. En París, Jeannette, de 12 anos, veu manifestarse acompañada do seu pai Fabrice. “É os meus aniversarios e pedín vir, a situación ponme triste, estamos en apertos e estámolo facendo todo mal”, agregou. – “O que feixes importa” –

A véspera da folga, Thunberg -unha adolescente sueca de 16 anos que se converteu no emblema da frustración dunha xeración #ante o tratamento que se dá á cuestión climática- insistiu en que hai solucións que están a ser “ignoradas”, e pediu que os máis novos tomen a iniciativa.

“Todo conta, o que ti fas conta”, dixo nunha mensaxe en vídeo dirixido aos seus seguidores. As manifestacións tamén foron importantes en Nova Deli, Bombai e Manila. “Moita xente aquí xa sente os efectos do quecemento do planeta”, sinalaron os manifestantes, citando por exemplo os tifones.

Algunhas autoridades locais, escolas e empresas impulsaron aos mozos para participar, pero outras entidades advertiron que as ausencias deberán ser explicadas. A pesar de todo, os mozos non parecen dispostos a ceder.

“Estamos aquí para mandar unha mensaxe á xente no poder e mostrarlles que estamos preocupados e que isto é realmente importante para nós”, dixo a AFP Will Connor, un mozo de 16 anos en Sídney.

Australia é un dos maiores exportadores de carbón e aínda autoriza enormes minas que xeran empregos, pero tamén sofre as consecuencias do cambio climático, como secas, incendios forestais, inundacións e a perda irremediable da Gran Barreira de Coral.

O parlamentario oficialista Craig Kelly emitiu unha mensaxe o xoves aos mozos onde afirmou que “todo o que lles dixeron é unha mentira”. – “Vémonos nas rúas”.

Con todo, un crecente número de empresas está en total desacordo coa visión expresada por Kelly.

“Vémonos nas rúas!”, foi a desafiante mensaxe da empresa de seguros e pensións Future Super, que chegou a reunir 2.000 empresas na campaña en favor da protesta xuvenil.

De igual modo, o máximo responsable de Amazon, Jeff Bezos, comprometeuse a alcanzar a neutralidade de carbono para o ano 2040, e chamou a outras empresas para facer o mesmo. As protestas do venres preparan así o terreo para dúas semanas de mobilización en Nova York, comezando por un Cume da Mocidade sobre o Clima que se celebrará na ONU o sábado.

O secretario xeral da ONU, Antonio Guterres, presidirá o luns unha reunión de emerxencia na que pretende pedir aos líderes mundiais que fortalezan e amplíen os compromisos adoptados en 2015 no marco do Acordo de París. Segundo as últimas cifras publicadas pola ONU, para ter algunha posibilidade de frear o quecemento do planeta nun grao e medio centígrado (+1,5° C) por encima da temperatura do século XIX, o mundo tería que ter cero emisións de carbono en 2050.

En Vigo abra todas estas actividades que verán nas imaxes

FB_IMG_156893219924670922150_730313050726497_2905159679090884608_n
received_2515922435134259

Guía para non recibir propaganda electoral

NON A VOSA PUBLICIDADE

Despois de cinco meses de bloqueo político e de negociacións erradas entre os líderes dos diferentes partidos para formar Goberno, os españois volverán ás urnas por cuarta vez en catro anos o próximo 10 de novembro.

Esta cita supón, entre outras novidades, a chegada da consabida propaganda electoral, que comezará a asfixiar aos votantes e a asolagar as súas caixas de correos conforme achéguese a data, co gasto que todo iso comporta.

A nova cita custará ás arcas do Estado case 140 millóns de euros, de acordo co Ministerio do Interior, entre os que se inclúen o gasto en correos -o maior de todos-, a administración electoral, a seguridade policial e a loxística, entre outros.

Esta cifra súmase aos 400 xa investidos nos tres comicios xerais celebrados desde 2015. Faladoiros e debates en televisión, mensaxes en redes sociais, mitins ao longo e ancho do país, coches con altofalantes, carteis rueiros coas caras dos candidatos…

A propaganda electoral é ubícua e abafadora en campaña -e non só- e resulta practicamente imposible abstraerse dela. Con todo, pódese dicir adeus á recibida por correo ao solicitar a exclusión do censo electoral que usan os partidos para enviar esta publicidade.

Máis de 112.000 persoas pedírono xa no INE, segundo fontes do citado instituto consultadas por Europa Press.

Paso a paso

Para pedir a exclusión desta base de datos e evitar recibir a propaganda na caixa de correos de casa, que pode facerse ata o 7 de outubro, é necesario acceder ao Instituto Nacional de Estatística e completar unha serie de pasos.

Antes de empezar o trámite e como requisito imprescindible, é necesario dispoñer de certificado electrónico ou estar rexistrado no sistema Cl@ve Pin.

A partir de entón, o proceso é o seguinte:

1. Picar nesta ligazón e seleccionar o modo de identificación desexado, isto é, o certificado electrónico ou co sistema Cl@ve PIN:

1067431-944-573

2. Tras a identificación, aparecerán na pantalla os datos persoais e a situación actual nas copias do censo electoral que se facilita aos partidos políticos e que é “Incluído” por defecto. Na parte inferior, hai un botón no que se le “Enviar solicitude” e que é o que hai que picar para darse de baixa da recepción da propaganda electoral:

1067431-944-573-2

3. Feito! Na seguinte pantalla, a situación actual nas copias do censo electoral que se facilita aos partidos políticos aparece xa cambiada e pode lerse “Excluído”. Ademais, é posible obter un xustificante do cambio ao picar nun botón na parte inferior da páxina:

1067431-944-573-3

No xustificante aparecen os datos persoais do demandante do cambio, ao que se informa de que a súa solicitude “foi estimada e terá efecto permanente mentres non se manifeste en sentido contrario”.

Tal e como indica o xustificante, é posible facer a solicitude para non recibir propaganda electoral no domicilio “ata o día décimo terceiro posterior á convocatoria dunhas eleccións”.

En consecuencia, neste caso a data límite para pedilo será ata o 7 de outubro, xa que o reloxo para os comicios empeza a contar o 25 de setembro. Un clamor entre a cidadanía Esta é a segunda vez que se pode facer unha solicitude deste tipo para unhas comicios xerais, despois das celebradas o 28 de abril, debido a unha modificación da Lei Electoral aprobada en 2018.

O texto explica que “serán atendidas as solicitudes dos electores que se opoñan á súa inclusión nas copias do censo electoral que se faciliten aos representantes das candidaturas para realizar envíos postais de propaganda electoral”.

Unha medida deste tipo era un clamor da poboación despois de catro eleccións xerais en catro anos, que se uniron a comicios autonómicos, municipais e europeos. De feito, xa desde 2016, cada vez que se aproxima unha cita coas urnas, os cidadáns divulgan a través de WhatsApp unha mensaxe en contra das papeletas e a propaganda

Screenshot_20190923-025514_WhatsApp

De todo o orzamento destinado ás eleccións xerais do 10 de novembro, o gasto máis elevado é o que vai dirixido ao traballo de Correos: 56,5 millóns de euros. Con este diñeiro, tramítase o voto a distancia, os avisos aos membros das mesas electorais ou a propaganda electoral.

ÁFRICA ALBALÁ @africa_albala

Esta é a bolsa de premios que entregará a Champions

champions ok
O Liverpool, vencedor da última Liga de Campións, podería gañar ata 107 millóns de euros en premios da UEFA se logra o pleno de vitorias na fase de grupos e conserva o seu título en 2020, sen contar o diñeiro ligado aos dereitos de televisión.
Cada un dos 32 equipos que debutarán na fase de grupos o martes ou o mércores conseguirá de entrada un cheque de 15,25 millóns de euros, segundo as cifras comunicadas pola UEFA.
En fase de grupos, cada vitoria achegará 2,7 millóns de euros e o empate tres veces menos (900.000 euros).
A dotación aumentará coa chegada dos partidos de eliminación directa. Clasificarse a oitavos outorga 9,5 millóns, a rolda seguinte 10,5 máis e 12 millóns en semifinais.
Na final o vencedor recibirá 19 millóns e o seu rival 15, sumas idénticas ás da pasada tempada. De maneira hipotética, o Liverpool podería gañar 82,45 millóns de euros en ingresos deportivos; 15,25 por participar na fase de grupos, 16,2 se gañase os seis partidos e 51 obtidos nas eliminatorias, sempre que lograse a competición.

PRIMA PARA OS PESOS PESADOS

Ademais, os clubs reciben un bonus variable segundo o seu peso histórico nunha clasificación establecida pola UEFA segundo o rendemento nos dez últimos anos en Copa de Europa.
Os Reds están no 11º posto entre os equipos que disputarán a presente edición, o que lle asegura gañar 24,38 millóns de euros grazas a este bonus.
O Real Madrid, á fronte da lista, levará 35,5 millóns. Se son capaces de gañar a próxima final, o 30 de maio en Istambul, os Reds embolsaranse 106,83 millóns, grazas ao seu percorrido na Champions (82,45) e ao seu pasado (24,38).
A esta cantidade engadiranse 3,5 millóns de euros pola súa participación na próxima Supercopa de Europa e un millón suplementario en caso de vitoria. Á dotación deportiva únense os dereitos de difusión televisiva a nivel mundial.
AFP

O grupo de medios portugués Cofina negocia con Prisa a compra de Media Capital

tvi
O grupo de medios portugués Cofina anunciou este martes que está a negociar coa español Prisa a compra de Media Capital, o líder do sector en Portugal.
 
“Cofina informa que hai profundas negociacións en curso con Prisa (…) para un acordo de compra de Media Capital por parte de Cofina”, indicou nun comunicado a autoridade bolsista portuguesa, que suspendeu a cotización das accións de Cofina e de Media Capital na Bolsa de Lisboa.
 
Segundo informacións de prensa publicadas esta fin de semana, a venda podería pecharse o mércores por un monto total de 255 millóns de euros (281 millóns de dólares).
 
En 2018, Media Capital facturou 181 millóns de euros, un pouco máis que o seu competidor Impresa (172 millóns) pero o dobre que Cofina (89 millóns).
 
Prisa, o primeiro grupo de medios español e propietario do xornal El País, asinou a mediados de 2017 un acordo con Altice, propiedade do magnate franco-israelí Patrick Drahi, para venderlle Media Capital por 440 millóns de euros.
 
Pero a operación fracasou un ano despois por mor das reservas da autoridade portuguesa da competencia.
 
Segundo o xornal Expresso, Cofina lanzou a operación de compra co apoio do banco español Abanca e dun empresario portugués do sector do turismo, que logo poderían entrar no capital do grupo.
 
Cofina ten varias cabeceiras de prensa en Portugal, como o xornal Correio dá Manha, así como a cadea de televisión CM TV.
 
Media Capital é propietario da cadea TVI, que en febreiro perdeu a súa posición de líder de audiencia que mantiña desde facía 14 anos, así como da primeira radio do país.
AFP

As eleccións serían o 10 de novembro

ELECCIONS XERAIS
Case cinco meses despois das eleccións do 28 de abril, nas que o presidente Pedro Sánchez (PSOE) resultou o candidato máis votado, aínda que sen chegar a unha maioría propia, España prepárase para repetir os comicios.
 
O Rey Felipe VI deu por pechadas este martes as negociacións cos principais líderes políticos. Tras constatar que ninguén reúne o apoio necesario para ser investido presidente antes do 23 de setembro —que era a data límite—, o monarca decidiu non presentar a ningún candidato para que sexa votado polo Congreso dos Deputados.
 
“A súa Maxestade o Rey concluíu as consultas que, en cumprimento do artigo 99 da Constitución, desenvolvéronse durante os días 16 e 17 do presente mes de setembro (…) Tras recibir a información que lle trasladaron os representantes designados polos grupos políticos con representación parlamentaria que compareceron nas consultas, constatou que non existe un candidato que conte cos apoios necesarios para que o Congreso dos Deputados, no seu caso, outórguelle a súa confianza”, informou a Casa do Rey nun comunicado.
 
“Nese sentido e de acordo co exposto o pasado 12 de setembro na convocatoria destas consultas, A súa Maxestade o Rey comunicou á Señora Presidenta do Congreso, Dona Meritxell Batet Lamaña, que non formula unha proposta de candidato á Presidencia do Goberno. Todo iso para os efectos do previsto no artigo 99 da Constitución”.
 
O mencionado artigo constitucional estipula que se dous meses despois da primeira votación de investidura ningún candidato é confirmado polo Congreso, o Rey debe disolver ambas as cámaras lexislativas e convocar novas eleccións. Ese prazo cúmprese o luns 23 de setembro, dado que Sánchez non logrou o apoio necesario na sesión de xullo.
 
Aínda que é legalmente posible que haxa algún acordo de último momento nos próximos días, a mensaxe do monarca parece dar por terminado o tempo das negociacións. As eleccións serían o 10 de novembro.
 
A decisión de Felipe VI tivo lugar despois de que hoxe reuniuse con Sánchez e cos líderes dos principais partidos políticos con representación parlamentaria. O bloqueo debeuse a que o PSOE de Sánchez non logrou forxar un acordo de Goberno coa formación esquerdista Unidas Podemos (UP).
 
“Tentámolo todo, pero fixéronnolo imposible”, dixo Sánchez tras coñecer a decisión do Rey. “Propuxemos un goberno progresista que non dependese de forzas independentistas. Desgraciadamente, o señor Pablo Iglesias (líder de UP) bloqueou coa súa abstención a formación dese goberno. Vai camiño dun récord: nunca houbo en Europa un partido de esquerda que vaiche catro veces a formación dun goberno socialista”.
 
A insistencia do presidente de formar un Goberno monocolor con apoio parlamentario de UP, e o empeño de Iglesias de entrar nun Executivo de coalición foron a clave dese desencontro. Pola súa banda, o conservador Partido Popular (PP) e o liberal Cidadáns ( C’ s) mantiveron a súa intención de votar contra Sánchez, como xa fixeron en xullo, e rexeitaron a opción dunha abstención que permitise formar un goberno e saír da inestabilidade.
 
“Dígolles aos españois que o próximo 10 de novembro temos a posibilidade de dicir as cousas máis claras. Pode haber un goberno moderado e progresista que tenda pontes. Pero iso terano que elixir os españois o próximo 10 de novembro”, dixo Sánchez. “España necesita un goberno que dure, cun apoio parlamentario estable. Os españois viron que UP e a dereita bloquearon iso”.

PSOE e Podemos, a horas de quedar sen acordo: a quen beneficiarían os novos comicios en España?

pedro e iglesias 2

Este martes vence o prazo para formar goberno que teñen as dúas forzas de esquerda. Se non o logran, haberá novas eleccións o 10 de novembro

España conta as horas para o anuncio dunhas novas eleccións. A incapacidade de alcanzar un acordo de goberno entre o presidente en funcións, o socialista Pedro Sánchez, e o líder da formación de esquerdas Unidas Podemos, Pablo Iglesias, podería abocar ao país para volver ás urnas o 10 de novembro por cuarta vez no últimos catro anos.

O PSOE sería unha vez máis o vencedor nas urnas nese hipotético escenario, segundo as enquisas e a opinión dos expertos consultados por este medio. Con todo, serviría esa vitoria para desbloquear a situación actual?

“Para contestar a esa pregunta temos que acudir ao precedente de 2016, cando se produciu a primeira repetición de eleccións en España. O único partido que subiu entón lixeiramente foi o conservador Partido Popular (PP), o resto mantívose punto arriba punto abaixo. Aínda que foi significativo o descenso da participación no voto, a necesidade de establecer pactos continuou exactamente igual”, di a Infobae a experta en comunicación política Verónica Fumanal.

Se a experiencia recente demostra que nada cambiou, por que o socialista Sánchez non evita por todos os medios volver a eleccións? “Quizá a estratexia de repetición electoral non cambie significativamente os números pero pode ser unha ferramenta de presión ao PP para que faga o mesmo que o PSOE en 2016, é dicir, que apoie á forza máis votada ou polo menos abstéñase para desbloquear a parálise”, prosegue Fumanal.

Ese escenario sería unha sorpresa pois desde o renovado Partido Popular liderado por Pablo Casado tacharon a Sánchez de ser un perigo para o futuro de España , cualificándoo publicamente como “traidor”, ” felón”, “ilexítimo” e “mentireiro compulsivo”.

Por outro flanco do arco político da dereita, o do partido Cidadáns, tampouco parece posible a estas alturas un apoio que permita aos socialistas non ter que depender da extrema esquerda de Podemos nunhas próximas eleccións. O seu líder Albert Rivera chamou “indecente” (entre outros descualificativos) a Sánchez por dialogar coas forzas independentistas en Cataluña e a dirección do partido négase a facilitar un goberno do PSOE.

Salvo un xiro de guión todo parece conducir a un regreso ao mesmo punto no que España está agora mesmo: a necesidade dun pacto entre PSOE e Podemos. Unha opción que se demostrou complexa. “Sánchez quere evitar custe o que custe que suceda o mesmo que en Italia con Matteo Salvini e un ministro alleo á súa formación sabotee desde dentro do seu goberno decisións de importancia nacional”, opina Fumanal.

Esa falta de confianza entre ambos os líderes, expresada abertamente por Sánchez nos medios, é o dique que bloquea o goberno.

Para comprender o escenario actual hai que analizar os cambios que experimentou recentemente a sociedade española. “A aparición de novos partidos políticos desde todas as correntes, incluída a extrema dereita de VOX, ha fragmentado o voto como nunca antes en España”, apunta a Infobae Juan Rodríguez Teruel, profesor de ciencia política na Universidade de Valencia e editor da medio Axenda Pública.

Antes do fin do bipartidismo, uns poucos anos atrás en España, cando PSOE e PP aglutinaban o 70% do electorado, ambos apenas necesitaban alcanzar acordos puntuais para chegar ao poder, na maioría das veces xunto a forzas rexionalistas con escaso peso a nivel nacional.

Rodríguez Teruel cre que a inédita situación política que atravesa España é tamén produto do conflito independentista en Cataluña. “As forzas nacionalistas desa comunidade, que historicamente pactaran cos partidos tradicionais españois para formar goberno e desbloquear situacións como a que hoxe vivimos, perderon influencia a nivel nacional”.

Para este analista, se finalmente celébranse eleccións xogarán un papel crave tanto o voto útil do electorado -que podería favorecer a PP e PSOE en detrimento de VOX e Podemos, respectivamente- como o que xurda a partir do descontento.

“O votante de centro de Cidadáns, que quizá non é maioritario pero aínda existe, pode estar molesto de que o seu partido bloquease a formación dun goberno que deixase fóra aos independentistas. Se esa masa apoia aos socialistas podería xerar un cambio que agora mesmo as enquisas non detectaron”, di.

Os datos estimados de voto que se coñecen polo momento -o PSOE fluctúa entre un 29.7% e un 33.4% mentres que o PP, que sería a segunda forza máis votada, oscila entre o 11.6% e o 19.5%- confirman que o electorado non pensa castigar a Pedro Sánchez por non lograr formar goberno, a pesar de que a cidadanía española ha manifestado un rexeitamento maioritario á repetición de eleccións.

“Hai unha razón que explica ese aparente paradoxo: a ideoloxía é o máis importante. O cidadán español valora a calidade de xestión do seu políticos pero na súa decisión de voto pesan máis as súas crenzas. A alternativa de que gobernen os teus rivais ideolóxicos sempre será peor, un pensamento que se adapta ben á lóxica actual de división en bloques da política”, razoa para Infobae o sociólogo Jorge Galindo, editor do grupo de análise Politikon.

Galindo cre que Podemos ten máis que perder que o PSOE fronte a unhas novas eleccións. E introduce un posible xiro de guion. “Se eu fose Iglesias faríalle unha advertencia a Sánchez: en 2016 a esquerda se desmovilizó tras a repetición de eleccións, non hai nada que nos faga pensar que agora non vai pasar o mesmo. Se a dereita que suman PP, Cidadáns e VOX decide unirse, poderían arrebatarlles o goberno”.

Igual que o resto de voces consultadas, insiste en que aínda hai espazo para un acordo in extremis que evite a convocatoria dunhas novas eleccións. “A situación é impredicible porque se converteu nunha loita de egos entre líderes políticos, os de Sánchez e Iglesias en primeiro plano, pero tamén os de Casado, Rivera e Santiago Abascal de Vox”.

O prazo máis perentorio é este martes 17 de setembro, cando o Rey Felipe VI desde o seu cargo como xefe de Estado culmine unha rolda de consultas coas distintas forzas políticas para comprobar se é posible a formación de goberno ou se decide disolver as Cortes para a celebración dunhas novas eleccións. No imprevisible clima político que atravesa España todo parece posible.

Por José Fajardo

Maduro e Guaidó: o poder real vs o simbólico en Venezuela

maduro e guaido

Os negocios do día a día levan a cabo co goberno do presidente chavista.
 

En marzo, cando o líder da oposición venezolana, Juan Guaidó, regresou a Caracas dunha triunfante xira no estranxeiro e gañou recoñecemento como líder lexítimo por encima do presidente, Nicolás Maduro, o embaixador alemán, xunto con algúns outros enviados, recibiuno no aeroporto para darlle a benvida e mostrar publicamente o seu apoio.

Non pasou moito tempo antes de que o goberno de Maduro desposuíse ao embaixador, Daniel Kriener, das súas credenciais e expulsáseo. Kriener foise a Berlín, coa política do seu goberno intacta e a cabeza no alto. Pero en xullo, no medio de sentido de fatalidade que rodeaba o esforzo liderado por Estados Unidos para derrocar a Maduro, o enviado alemán regresou a Caracas e aos seus deberes anteriores: tratar co goberno de Maduro.

Hai dúas semanas uniuse a colegas europeos nunha reunión co canciller de Maduro, Jorge Arreaza. Arreaza tamén celebrou reunións oficiais en España e Portugal, que se aliñaron con Guaidó. Estes sucesos diplomáticos parecen toda unha arte marcial e reflicten unha realidade nacente: Maduro segue ao mando hoxe, como sempre, e dirixe os negocios do país, a pesar de que mais de 50 capitais recoñeceron a Guaidó.

O constante vaivén dá mareo. A principios deste ano, diplomáticos con sede en Caracas actualizaron as listas de contactos, e remplazaron aos asociados de Maduro polos de Guaido. Moitos agregados militares foron enviados a casa para evitar tratar cos xenerais de Maduro. Un país europeo convidou só a funcionarios de Guaidó á celebración do día nacional. Para evitar un conflito, un país latinoamericano cancelou a súa celebración anual.

Moitos dos diplomáticos entrevistados para este artigo falaron coa condición de que o seu país permanecese en anonimato para evitar irritar a ambas as partes na disputa. Todo isto creou inquietudes sobre a seguridade, xa que os asesores de Guaidó están baixo constante ameaza de arresto.

Tamén expuxo cuestións máis mundanas, como a obtención de placas diplomáticas. Fai un par de meses, dous funcionarios dun dos gobernos máis agresivos contra Maduro non puideron enviar as súas cousas ao seu país de orixe porque os funcionarios negáronse a selar as caixas no porto. Un oficial de aduanas gozou ao preguntarlles: “Por que non lle piden a Guaidó que se encargue da súa mudanza?” O goberno dos funcionarios enviou unha carta que solicitaba a aprobación de aduana, que finalmente foi outorgada.

Un funcionario latinoamericano que non está autorizado para discutir o asunto publicamente dixo que o seu país cometeu un erro ao recoñecer a Guaidó tan rapidamente. Agora, dixo, os diplomáticos teñen que facer “tolemias” que nunca aprenderon nos manuais. O que é cada vez máis claro é que o recoñecemento de Guaidó existirá a un nivel simbólico.

Con todo, a pesar da evidencia que mostra que as duras sancións de Estados Unidos contra Venezuela afectan cada vez máis a Maduro e os seus asociados, os negocios do día a día levan a cabo co goberno de Maduro. España, por exemplo, protexe a un importante colega de Guaidó, Leopoldo López, quen estivo vivindo na súa residencia oficial en Caracas durante meses. Mentres tanto, as relacións do país con Maduro non cambiaron desde o ano pasado.

O primeiro ministro de Curazao, unha illa caribeña controlada polo goberno prol- Guaidó de Países Baixos, recibiu recentemente a Manuel Quevedo, xefe de Petróleos de Venezuela SA, o xigante petroleiro controlado por Maduro. Discutiron sobre a oferta de PDVSA para renovar un acordo e operar unha refinería na illa.

CREDENCIAIS DIPLOMÁTICAS

Aínda que Brasil recoñeceu plenamente ao enviado de Guaidó como embaixador, solicitou e obtivo do goberno de Maduro a renovación das credenciais diplomáticas dalgúns funcionarios. Nun comunicado, o Ministerio de Relacións Exteriores de Brasil dixo que Venezuela é un caso único no que coexisten un goberno constitucional lexítimo e unha ditadura ilexítima. Expresou a esperanza de que ambos continúen cumprindo coa Convención de Viena, que garante a inmunidade e os privilexios para diplomáticos estranxeiros.
Maduro estivo baixo unha crecente presión estranxeira desde que xurou un segundo mandato a principios de xaneiro, logo de eleccións amplamente condenadas por fraude. A tensión aumentou o 23 de xaneiro cando Guaidó, entón líder da Asemblea Nacional, declarouse presidente. El e os seus aliados comprometéronse a restaurar o Estado de dereito nunha nación devastada pola hiperinflación, a fame e a crecente corrupción. Estados Unidos de inmediato recoñeceu a Guaidó, e ducias de países en todos os continentes seguiron o seu exemplo. Namentres, os gobernos que apoian a Maduro tamén tiveron un conxunto de opcións pouco atractivas. Rusia e China, ambos os patrocinadores de Maduro, tiveron numerosos contactos con aliados de Guaidó.

Todo isto demostra, segundo Oliver Stuenkel, profesor de relacións internacionais no grupo de expertos de Sao Paulo Fundacao Getulio Vargas, os límites da presión diplomática. “Todo foi unha gran aposta arriscada”, dixo sobre o movemento dos gobernos estranxeiros para remplazar a Maduro con Guaidó. “Os europeos, por moito que o neguen, xa comezaron o proceso de retomar os negocios, como sempre, con Maduro. Os países de América Latina eventualmente terán que facer o mesmo”.

Así estabiliza a Amazonía o clima mundial

lume-amazonas-8

Ademais de captar e almacenar o carbono, as selvas inflúen na velocidade do vento, choivas e a composición química da atmosfera.

A selva amazónica, presa de múltiples incendios, exerce un rol crucial na estabilidade dos climas rexional e mundial, e a súa destrución, aínda que parcial, tería consecuencias para a temperatura e a biodiversidade do planeta.

QUE REPRESENTA A SELVA DA AMAZONÍA

A conca amazónica alberga a maior selva tropical do mundo, cubrindo máis de cinco millóns de quilómetros cadrados. Pero ao redor dun 20% desapareceu durante o último medio século. O 60% da superficie da Amazonía atópase en Brasil, e esténdese tamén sobre Bolivia, Colombia, Ecuador, Guayana francesa, Güiana, Perú, Suriname e Venezuela. En 2017, dos aproximadamente 160.000 km2 de bosque tropical perdido, o 35% atopábase na Amazonía e máis dunha cuarta parte en Brasil.

“As selvas tropicais do mundo atópanse en estado de emerxencia”, declarou recentemente Frances Seymour, do World Resources Institute. “A saúde do planeta está en xogo. Con cada hectárea perdida, achegámonos a escenarios aterradores do galopante cambio climático”.

OS ESTRAGOS DO LUME

Uns 150.000 incendios devastaron xa a Amazonía brasileira este ano. Aínda que é menos que en 2016. Entre 2002 e 2010, houbo cinco anos nos cales o número de incendios en agosto superou os 200.000. Pero a “tempada de incendios” alcanza xeralmente o seu apoxeo en setembro. “Parece que un gran número de incendios na Amazonía prodúcese en terras que xa foron deforestados”, apuntou Mikaela Weisse e Sarah Ruiz de Global Forest Watch, con sede en Washington DC.

Na Amazonía, cando se desmaleza unha selva, sácanse os troncos pero o resto da vexetación quéimase no lugar durante a tempada seca, que dura de xullo a novembro. Nas terras agrícolas, ou de pastoreo, a vexetación e as malas herbas tamén se acumulan, esperando a chegada da seca. Isto é o que está a arder neste momento, explican os expertos.

FUENTES DE CO2

As selvas do mundo -e en particular as dos trópicos- absorben entre o 25% e o 30% de dióxido de carbono (CO2) que a humanidade libera á atmosfera (os océanos absorben un 20% máis). Sen estas “aspiradoras” de CO2, a temperatura na superficie da Terra sería moito máis elevada e o risco dun quecemento global rápido, superior. Ademais, cando a selva quéimase -xeralmente para permitir cultivar soia, palma, ou para a cría de gañado- unha parte do carbono que contén libérase súbitamente á atmosfera e acelera o quecemento do planeta.

VENTOS, CHOIVA E IDEAS ERRÓNEAS

Ademais de captar e almacenar o carbono, as selvas inflúen na velocidade do vento, os réximes de choivas e a composición química da atmosfera.A Amazonía alberga igualmente un número impresionante de especies: 40.000 plantas diferentes, 3.000 peixes de auga doce, case 1.300 paxaros, 370 réptiles.es uno dos últimos refuxios do rei da selva de América Latina, o jaguar, pero tamén dos golfiños rosas, ameazados de extinción. E en 20 anos, descubríronse 2.200 novas especies de plantas e de vertebrados.

En cambio, é inexacto afirmar que a Amazonía é o pulmón do planeta. Segundo Jonathan Foley, director executivo do proxecto Drawdown, esta selva produce ao redor “do 6% [do noso osíxeno], mesmo quizais menos”. “Hai numerosos motivos para preocuparse polos recentes picos de deforestación na Amazonía -o carbono, o clima, a auga, a biodiversidade e as poboacións”, explicou. “Pero o osíxeno […] non é un problema do que debamos preocuparnos”.

AFP

 

 

A deforestación amazónica esténdese máis aló de Brasil

lume-amazonas-9
Por Simón Romero

Tres anos de relativa paz coas guerrillas en Colombia abriu o acceso para a ocupación ilegal en zonas da selva que antes estaban prohibidas. A minería ilegal de ouro está a avivar a perda dos bosques en Perú. Rancheiros e gandeiros en Bolivia están a arrasar coa vexetación para fornecer a demanda de carne que hai en China.

A deforestación a taxas desmedidas está devastando grandes partes da Amazonía nas nacións veciñas de Brasil. A perda de bosques neses países, que compoñen o 40 por cento da Amazonía, é mostra de como os incendios que azoutaron a parte brasileira e causou alarma a nivel mundial non son máis que parte dunha crise rexional máis ampla.

O adentramento cara á conca do Amazonas por parte dos que chegan a asentarse ilegalmente nesas terras, así como de rancheiros ou de mineiros, tamén subliña como aínda os avances na estabilidade política e a integración económica poden ser conducentes para a deforestación se as salvagardas dos bosques seguen sendo débiles.

“En Colombia pasamos de intentos de conservación a punta de pistola coas guerrillas a unha alza enorme na deforestación”, dixo Liliana Dávalos, bióloga de campo da Universidade Stony Brook. Calculou que a deforestación se disparou en 50 por cento de 2017 a 2018 nos parques nacionais colombianos que antes estaban baixo control dos rebeldes armados.

O temor a que crezan de novo os combates en Colombia aumentou esta semana cando un excomandante da maior guerrilla do país acusou o goberno de incumprir o establecido nos acordos de paz de 2016. Ese comandante, que tivo un papel destacado nas negociacións do acordo, lanzou un chamado a retomar as armas que podería levar ao fin do pacto.

A posibilidade de que se reagrupen as guerrillas é un factor cuxo impacto están a analizar os líderes ambientais en Colombia, onde as décadas do conflito interno habían deixado partes da selva inaccesibles.

Por agora, Colombia é emblemática do aumento da deforestación en Suramérica. O ano pasado, o goberno reportou que a nación perdeu unhas 200.000 hectáreas, unha das taxas máis altas rexistradas na historia colombiana. A apropiación de terras e o uso destas para cultivar materia para drogas son algúns dos factores que impulsaron a deforestación.

Os científicos afirman que a deforestación foi resultado, principalmente, da desmobilización da principal guerrilla, as Forzas Armadas Revolucionarias de Colombia ( Farc), como resultado dos acordos de paz.

Antes do pacto, Las Farc impoñían límites claros á queima de terras en control do grupo. Os rebeldes quererían manter a área boscosa para protexer os campamentos de posibles ataques aéreos ou vixilancia con drons.

Agora que non existe esa motivación, os integrantes dos grupos armados ilegais e algúns exguerrilleros disidentes das Farc están a se pelexar a ocupación das terras onde despexan as árbores, segundo un reporte do Diálogo Interamericano, grupo de análise e investigación política de Washington.

A toma de terras con fins especulativos de construción está detrás de gran parte da situación en Colombia, pois os desarrolladores inmobiliarios están a beneficiarse de que non hai rexistros de terras completos ou de métodos escabrosos para conseguir títulos de terras e impostos de tenencia reducidos en áreas despexadas.

“Parte do problema da deforestación é que o Estado non entra con accións inmediatas”, dixo Humberto Sánchez, alcalde de San Vicente do Caguán, algunha vez bastión das Farc no sur de Colombia que agora está rodeado de áreas deforestadas.

“As autoridades, como militares e fiscalía, demoran en entrar. Despois vén a represión, pero o dano xa está feito”, sinalou Sánchez.

O goberno colombiano afirma que tomou pasos para reducir a perda dos bosques: di que expandiu o terreo do parque nacional Chiribiquete; que hai maior cooperación entre os pobos indíxenas e o sistema de Parques Nacionais Naturais de Colombia, e que mobilizou a unidades das forzas armadas para deter a queima e talla.

O Instituto de Hidrología, Meteoroloxía e Estudos Ambientais (Ideam) colombiano de feito dixo que aínda que a taxa de deforestación é alta, foi relativamente menor en 2018 en comparación co ano previo. Aínda así, esa taxa foi 59 por cento máis alta o ano pasado que en 2015, antes de que se desmovilizaran Las Farc.

Algunhas das medidas recentes implementadas en Colombia para a preservación da Amazonía están inspiradas en políticas similares en Brasil, que foi pioneiro en desenvolver estratexias con orzamentos de países en desenvolvemento para a protección da selva tropical e reduciu os índices de deforestación en ao redor de 80 por cento entre 2004 e 2012.

Cando esas medidas foron relaxadas en 2012 durante o goberno do Partido dos Traballadores (PT), de esquerda, a deforestación empezou a aumentar de novo. Durante o actual goberno de Jair Bolsonaro, nacionalista de dereita cuxo chanceler dixo que o cambio climático é un “complot marxista”, as axencias de protección ambiental viron impedimentos ao seu traballo.

A remoción agresiva das proteccións á selva no goberno de Bolsonaro parece ser unha influencia para os países veciños, do mesmo xeito que sucedeu —no sentido oposto— en temas ambientais co liderado brasileiro previo. Por exemplo, o gobernador dunha provincia colombiana onde se disparou a deforestación instou a que a cranza de gando aumente máis do dobre.

Os presidentes de Colombia, Iván Duque, e de Perú, Martín Vizcarra, están a organizar para a próxima semana unha reunión dos líderes de nacións amazónicas para coordinarse en estratexias de protección. Non queda claro se Brasil participará nese encontro, que se realizará na cidade colombiana de Leticia.

Venezuela, que padece unha crise económica severa, ten unha taxa de deforestación relativamente baixa en comparación cos demais países cos que comparte a selva amazónica. “Os niveis de deforestación caeron nos últimos dous anos, pero hai probabilidade de que reboten no medio da inestabilidade venezolana”, dixo Matt Piotrowski, analista sénior de Climate Advisors, grupo de asesoría e análise político con sede en Washington.

En decembro, Vizcarra reduciu a independencia do Organismo de Supervisión dos Recursos Forestais, o que lle gañou acusacións de que estaba a violar compromisos que asumiu en 2007 como parte dun acordo comercial con Estados Unidos. Como resultado, o goberno de Donald Trump ameazou con impoñer sancións por degradación ambiental, un recurso pouco utilizado pola Casa Branca.

En abril, Perú reverteu as medidas e restaurou a independencia do organismo forestal. Aínda que o país segue enfrontando unha deforestación impulsada por maiores cultivos de coca, utilizados para a cocaína, e pola minería ilegal de ouro.

O aumento das minas pequenas en Perú destruíu unhas 68.000 hectáreas en tan só cinco anos, de acordo cun estudo publicado en 2018 por investigadores da Universidade Wake Forest.

En resposta á deforestación na provincia peruana de Nai de Deus, Vizcarra declarou estado de emerxencia en febreiro e despregou a 1500 oficiais de policía e soldados para lidar coas minas ilegais.

Luís Hidalgo, gobernador de Nai de Deus, dixo en entrevista telefónica que o seu goberno tamén está batallando para conter os incendios que hai actualmente en partes da rexión.

“Non estamos preparados para responder a un incendio de magnitudes grandes”, dixo, ao recalcar que en toda a provincia soamente hai unha unidade de bombeiros e está situada na capital, Porto Maldonado.

Hidalgo engadiu que os incendios na rexión tamén provocaron desprazamentos internos por cuestións económicas: asentadores en terras altas movéronse terra abaixo porque ven maiores oportunidades e, xa aí, queimaron sitios para cultivos agrícolas en parcelas pequenas.

Os líderes ambientais en Perú tamén se están preparando para o posible efecto da Estrada Interoceánica Brasil-Perú. O proxecto, que busca fomentar o comercio entre eses dous países, xa está a causar perda de cuberta forestal en áreas adxacentes ao camiño que agora están abertas para a agricultura.

A agricultura e o gando tamén tiveron como consecuencia a deforestación en Bolivia, onde o presidente Evo Morales priorizou a expansión do sector agrícola, ás veces coa distribución directa de terras.

O ingreso ao mercado cárnico de exportadores bolivianos tamén estaría a provocar perda de bosques este ano, a medida que os gandeiros buscan o espazo para que pasten os seus rabaños que son cada vez máis grandes. Morais primeiro minimizou os incendios na Amazonía boliviana, pero a semana pasada cambiou a súa postura e mobilizou a soldados para axudar a conter as chamas.

O 27 de agosto, Morais dixo que o seu goberno suspendera a venda de terras en Chiquitania, a rexión máis afectada polos incendios deste mes. Aínda así, as flamas facilitaron que os seus rivais políticos e grupos ambientais criticasen a Morais.

“Sexamos claros: isto non é un desastre natural”, dixo Carlos Mesa, o principal candidato opositor postulado para as eleccións de outubro. “Este incendio foi causado por Evo Morales e as súas políticas”.

Os investigadores apenas empezan a rexistrar as consecuencias dos incendios deste ano. De xaneiro a xullo, a deforestación e os incendios subsecuentes na Amazonía brasileira liberaron entre 115 e 155 millóns de toneladas de dióxido de carbono, un dos gases que provoca o cambio climático, segundo unha análise publicada este 30 de agosto.

Esa cantidade é case igual ás emisións de dióxido de carbono totais para o estado de Carolina do Norte, en Estados Unidos, segundo Wayne Walker, científico asociado do Woods Hole Research Center, quen estivo a cargo da análise. Tan só entre o 1 de xaneiro e o 14 de agosto na Amazonía brasileira houbo deforestación causada por humanos dunha área maior a 3000 quilómetros cadrados (aproximadamente o tamaño do estado de Rhode Island, Estados Unidos), segundo o mesmo centro de investigación.

Susan Abad colaborou coa reportaxe desde Bogotá; Andrea Zarate fíxoo desde Lima, Perú, e Kendra Pierre-Louis, desde Nova York.

Simon Romero é correspondente nacional de Estados Unidos radicado en Albuquerque, Novo México. Cobre noticias de migración e outros temas. Antes foi o encargado da corresponsalía en Brasil e en Caracas, e previo a iso reportaba sobre a industria enerxética global desde Houston. @viaSimonRomero

*Copyright: 2019 The New York Times Company

El fracaso de la evaluación de impacto ambiental en infraestructuras viales: estudio del caso del Corredor del Morrazo y Puente de Rande (Pontevedra, Galicia)

ponte de rande_vigo_ilcanallarubens_noticiasvigo.es_2018_00

Por José Antonio Sotelo Navalpotro | María Sotelo Pérez

Resumen

En los procesos de interrelación entre los denominados modelos de desarrollo regional con el medio ambiente, surgen nuevos enfoques, con el objeto de adaptarse a una realidad compleja y, sobre todo, cambiante, donde los riesgos antrópicos cobran una mayor relevancia. En territorios como el de las Rías Baixas gallegas, donde se están produciendo importantes transformaciones, especialmente las relacionadas con la construcción de infraestructuras como el «Corredor del Morrazo» y la ampliación del Puente de Rande, se puntualizan en la vinculación entre en medio natural y la evolución del sistema económico, la sociedad y los nuevos medios tecnológicos, en consonancia con el «mercado» y la intervención de los poderes públicos no corrompidos. En el presente estudio se muestra como el fracaso de la evaluación de impacto ambiental implica devastadoras repercusiones para los ecosistemas sobre los que se disponen y discurren las infraestructuras del denominado «Corredor del Morrazo».

Introducción

El territorio se ha convertido, en las últimas décadas, en moneda de cambio especulativa. En el último informe sobre la urbanización de la costa española de Greenpeace, se recoge, al tratar de Galicia, que existe la próxima pretensión de urbanizar 1.200 de los 1.700 km. de costa de esta región. Sin duda, las repercusiones sociales, políticas y económicas de esta posible elección repercutirán directamente en la forma de vivir y hasta de pensar de una población que, en éste, como en otros tantos casos, no pasa de ser un mero «sujeto paciente» de decisiones que prescinden totalmente de su voluntad (se generan nuevas narrativas de lugares deshumanizados, sólo matizados por el consumo de territorio).

En las comarcas pontevedresas, en general, y en las Rías Bajas, en particular, se están dando notabilísimas transformaciones que se concretan en las mutaciones sociales, económicas, laborales y en las formas de consumo, todas ellas con importantes repercusiones medioambientales. Es por esto por lo que son varios los interrogantes que se están planteando: ¿Cuándo puede aplicarse el término sostenible a los cambios espaciales que se están dando en estas comarcas? ¿Son estables o inestables los hipotéticos equilibrios simétricos que se dan en las áreas rururbanas predominantes en las mismas? Respecto de la primera, en definitiva, se nos muestra si en estos territorios los cambios en los modelos de desarrollo permiten a la economía fomentar algo distinto al capitalismo de la denominada «huerta de la casa».

La segunda se plantea si este tipo de capitalismo, al pasar de un modelo tradicional a otro endógeno, logra desenmarañar de forma espontánea, automática, los distintos procesos inherentes al territorio. De esta forma, las posibles consecuencias locales emanadas de diversos procesos que, originados en la denominada «globalización», adquieren peculiaridades específicas a la hora de actuar en territorios concretos. Éstos pasan a desempeñar un protagonismo específico en unas complejas relaciones causa-efecto, respecto a los denominados «modelos de desarrollo». El estudio de caso se nos muestra, de esta manera, como el ejemplo más idóneo para comprobar que, verdaderamente, nos encontramos con coadyuvantes o con frenos que pueden facilitar u obstaculizar los avances en el desarrollo territorial de las Rías Bajas gallegas.

Siguiendo la comarcalización de Andrés Precedo Ledo (1998), la comarca del Morrazo limita, al norte, con la ría de Pontevedra; al este, con la comarca de Pontevedra; al sur, con la ría de Vigo; y, al oeste, con el océano Atlántico. Es la comarca más pequeña en extensión de Galicia, y una de las cinco más densamente pobladas, convertida en un verdadero nodo de atracción demográfica y económica de Galicia, así como en la vertebración de su espacio.

A lo largo del presente artículo queremos poner de manifiesto cómo, los denominados riesgos antrópicos, se manifiestan en la actualidad en la construcción de infraestructuras como el denominado «Corredor del Morrazo», en la provincia de Pontevedra. Es un buen ejemplo de cómo se puede cumplir la normativa vigente y, sin embargo, acabar con los ecosistemas por los que discurren las infraestructuras. Ni la Evaluación de Impacto Ambiental, ni la Declaración Ambiental frenan los riesgos, impactos o daños que se causan a un medio natural, de por sí, frágil (más aún cuando nos encontramos con la ampliación de un puente construido sobre la ría de Vigo – en la AP/9-, la cual ha sido el punto de partida de la conversión del «corredor» en autovía). Con la ampliación del Puente de Rande se incrementa, de manera más que considerable, tanto el impacto visual como ambiental en unos parajes naturales que, al carecer de figuras de protección, no han necesitado ni siquiera de la referida Evaluación de Impacto Ambiental.

ponte de rande_vigo_ilcanallarubens_noticiasvigo.es_2018_04

Metodología y fuentes de investigación

Es, desde esta perspectiva, en la que nos encontramos con que a partir del método hipotéticodeductivo, nos aproximamos a nuestras hipótesis de partida: Galicia, en general, y las Rías Bajas gallegas, en particular, con unos territorios en los que el paso de unos modelos de desarrollo «neoclásicos» tradicionales a otros calificados de endógenos, se está dando de forma heterogénea, generando desequilibrios territoriales; este proceso va unido íntimamente a las consecuencias ecológicas emanadas de catástrofes ecológicas como las que se están produciendo en los últimos años: «el hundimiento del Prestige (noviembre del 2002) y los incendios forestales» (de forma concreta, los acaecidos en 2017). En la valoración del impacto de las infraestructuras del «Corredor del Morrazo» en el territorio – elemento potenciador del riesgo – el estudio de la declaración de impacto ambiental realizados por la empresa ICEACSA para la ampliación del vial, se realiza una cartografía sobre la ampliación del llamado «Puente de Rande», confeccionándose, con posterioridad, distintas fichas que recogen documentos gráficos.

Desde esta perspectiva, la metodología de investigación utilizada viene marcada por la hipótesis de partida establecida en el presente trabajo, según la cual, nuevos modelos de desarrollo que coadyuven a resolver, de manera óptima, los problemas sociales, económicos y ambientales que producen los riesgos naturales, antrópicos y tecnológicos, en el territorio español; éstos deben ser valorados en el ámbito de un espacio que podemos calificar de racional, lo que nos permita dar una respuesta rápida y adecuada a las demandas de los agentes, de modo que su conocimiento facilite que el encuentro entre las acciones pretendidas y el objeto disponible se realice con la máxima eficiencia.

En la realización de la presente investigación las fuentes sobre nuestro territorio de estudio y las posibilidades de acceso han aumentado a lo largo de los últimos años, sobre todo gracias a Internet, complemento fundamental del trabajo de campo, realizado a lo largo de los años 2016 y 2017. Además, el desarrollo de las redes telemáticas ha contribuido a poner a nuestro alcance un volumen enorme de información de todo tipo, que nos ha permitido localizar la información relativa al proyecto de la ampliación y remodelación de las infraestructuras existentes (este hecho nos ha facilitado el acceso a las fuentes documentales y la recopilación de datos, así como su análisis crítico).

Así, a partir de las fuentes primaria, secundaria y terciaria, a lo largo del año 2016 y 2017, realizamos tres campañas de «trabajo de campo», que se está prolongando en la primera mitad del 2018. Elegimos como puntos de referencia fundamentales, los cursos de agua (ríos, arroyos, regatos, barrancos,…) que se ven afectados por la ampliación del «Corredor del Morrazo» (v.gr. Bouzos, río de la Fraga, río de los Ladrones,…). A partir del Mapa Topográfico Nacional 1/50.000 y de las publicaciones del Instituto Nacional, del Instituto Geológico Nacional y del I.G.E. (Instituto Gallego de Estadística), entre otras, hemos desarrollado un Sistema de Información Geográfico, complementado por un extenso, amplio, variado y completo reportaje fotográfico que nos ha permitido y permite confeccionar, siguiendo las investigaciones del profesor Ángel Ramos, distintos tipos de fichas de interpretación de los paisajes. En el artículo, gracias al complemento del «trabajo de campo», hemos podido realizar afirmaciones que sin él, no podrían haberse hecho. Éste es nuestro punto de partida en el estudio del impacto que supone la realización de las infraestructuras que integran el denominado «Corredor del Morrazo».

ponte de rande_vigo_ilcanallarubens_noticiasvigo.es_2018_05

El Modelo Territorial

Son por todos conocidos los riesgos, peligros,…, generados en el medio natural por las denominadas «Obras Públicas»; la construcción de grandes infraestructuras imprescindibles, sin duda, en el logro de una vertebración espacial base de los modelos de desarrollo, genera grandes impactos. Un buen ejemplo lo encontramos en el denominado «Corredor del Morrazo», carretera que discurre a lo largo de la vertiente meridional de la península del Morrazo (Pontevedra).

Todo ello sin olvidarnos que los procesos posibles que se están desarrollando en la actualidad tienen, cada vez más, una influencia y unas repercusiones locales. Se generan, de esta forma, una compleja articulación de las relaciones de producción en áreas locales. En ellas desempeña un papel fundamental el paisaje, entendido como una cualidad del territorio. Específicamente, en nuestra zona de estudio las transferencias cualitativas y cuantitativas de las mismas, suelen ir unidas al deterioro territorial (en concreto, de unos paisajes propios de los espacios periurbanos). Aquí, los paisajes naturales se nos muestran como un elemento de calidad en un tejido metropolitano, en proceso, a medio plazo, de saturación. Se trata, en general, de un paisaje rico en elementos físicos-biológicos, insertos en una trama rural, base de la construcción del paisaje actual. Desde esta perspectiva, la escala comarcal se nos muestra como la más idónea para interpretar, desde el ámbito geográfico, los paisajes con sentido, y como ordenación paisajística. Fenómeno éste heterogéneo, marcado por la atomización y la «relatividad», aspectos que se reflejan en la realidad de los propios paisajes, unido a una nueva paradoja, la uniformidad paisajística a partir del clima con la diversidad introducida por la existencia de microclimas, relacionados con la topografía («topoclimas»).

El medio físico de la península del Morrazo se configura como un istmo montuoso – marcado por numerosos valles y ensenadas-, que separa las rías de Pontevedra y Vigo, respectivamente, y, que tienen su origen por el horst generado tras el hundimiento de ambas rías. A su vez, la denominada ría de Aldán, taja de manera transversal el Morrazo, dando lugar a la pequeña subpenínsula de Hío. En su parte central cuenta con elevaciones de 500 a 600 metros de altitud, donde nacen pequeños arroyos y ríos (como el río de la Fraga, el río Bouzos, el río del Infierno, entre otros) que discurren – tajando y modelando el terreno-, dando lugar a un relieve escarpado, accidentado y abrupto, en el que predominan los bosques de repoblación entre los que se disponen las áreas habitadas –dispersas en las zonas de monte, y, concentradas, principalmente, en los territorios menos elevados, próximos a la franja litoral-, y, cuyas actividades económicas van transformándose a medida que ascendemos desde la zona costera hacia las laderas de los montes. En las denominadas tierras bajas –al nivel del mar-, la principal fuente económica la encontramos en la pesca, mientras que en las tierras medias –en torno a los 400 metros de altitud – los principales recursos proceden de la agricultura y la explotación forestal. Por su parte, las llamadas tierras altas, que se encuentran a una altitud aproximada de 600 metros, están conformadas por colinas aisladas, donde el roquedo marca el paisaje.

El susodicho contexto territorial fruto de estudio se ubica en la que hemos dado en denominar «región-riesgo», la península del Morrazo; ésta conforma de por sí una unidad geológica y geográfica diferenciada, además de histórica, con peculiaridades propias; geológicamente, el substrato se compone de rocas ígneas ácidas de una gran antigüedad formativa (especialmente granitoides y paragneis), mientras son casi residuales las rocas metamórficas, esquistos y pizarras. Los aportes cuaternarios alcanzan importancia en la línea de costa (dunas y depósitos intermareales) o en los valles (depósitos fluviales). La elevada erosión provocó modificaciones en la superficie de rocas minoritarias, como las pizarras y cuarcitas, quedando al descubierto buena parte de las mismas por la escasa potencia edáfica. Los suelos son habitualmente poco profundos y erosionados, apareciendo cada vez con mayor frecuencia la roca en superficie; destacan los de tipo ránker y proto-ránker, quedando las tierras pardas encajadas en los valles fluviales y en la línea de costa, donde alternan con zonas de limos y fangos propias de la sedimentación cuaternaria. Suelos profundos y fértiles en la llanura costera, fundamentalmente cambisoles eútricos y dístrico-úmbricos, con sectores de gleysoles en el área próxima a la desembocadura al Río das Presas.

Sin embargo, la presión urbanística está modificando el paisaje hasta el punto de que gran parte de la unidad en su tramo costero está formada por antrosoles en el entorno del núcleo de Cangas. Los arenosoles se sitúan en el área sedimentaria de la playa de Rodeira. En la vertiente los suelos alcanzan menos desarrollo debido al incremento de las pendientes evolucionando hacia estadios regresivos en las zonas de cabecera: umbrisoles dístricos a media ladera y regosoles y leptosoles líticos en lo alto de los montes que cierran las unidades. La geología granítica, con suelos poco permeables, motiva la aparición de áreas de encharcamiento en algunas zonas de las sierras (Criado, F. et alii, 2005). El denominado «Corredor del Morrazo» se extiende por varias unidades de relieve de frente costero conformados por pequeños acantilados, concretamente en los límites de Rodeira y de la punta de las Ratas, y sus áreas sedimentarias, predominantemente arenosas, en las que destacan la playa de Rodeira, así como los núcleos de Moaña, Cangas y Bueu, principalmente. La prolongación continental está marcada por la vertiente, conformada por una leve pendiente, prácticamente llana en su parte más baja, en el que predomina el perfil irregular por el que sobresalen las elevaciones graníticas que modelan el paisaje. Cabe destacar en este sentido el cierre occidental de la cuenca que se produce a lo largo de la alineación montañosa del macizo granítico de la Sierra de la Magdalena (ver figura 1).

figura 1

A su vez, a pesar de que la mayor parte del territorio está marcado por la litología granítica, encontramos notables espacios cubiertos por depósitos del Cuaternario (principalmente, detríticos coluviales y eluviales) que se disponen a lo largo de la ensenada de Cangas, continuando hacia los valles del arroyo de Saiñas y del río de las Presas.

Por su parte, el clima presenta acusados contrastes territoriales, como consecuencia de la influencia marina y del relieve, que crean una gran variedad de tipos clima. En consecuencia, aparecen muy diferentes ámbitos térmicos y pluviométricos (desde 700 mm hasta cerca de los 1.800 mm). No obstante, a pesar de dichos contrastes, puede hablarse de un clima suave, en términos generales. La sequía en verano genera una fuerte incidencia territorial. La costa registra una temperatura media anual que supera los 14ºC y precipitaciones acumuladas durante el año de 1.200 mm a 1.400 mm. La oscilación térmica alcanza valores medios entre 12,5ºC y 13,5ºC. El ambiente climático general es cálido y húmedo (con valores por encima de los 1.400 mm, e, incluso, alcanzando los 1.800 mm de manera puntual). Sin embargo, en la cabecera de la unidad, el conjunto montañoso de la Sierra de la Magdalena y del Otero de Paralaia experimentan un aumento notable de las precipitaciones debido a su altitud.

En definitiva, el medio físico muestra una importante complejidad que, en el fondo, denota sustanciales debilidades que marcan un limitado potencial agrario que, a su vez, limita las capacidades económicas para afrontar un crecimiento y un desarrollo eficiente de dicho territorio; así como una escasa competitividad a gran escala, tan sumamente importante en un mundo en el que la economía de mercado es imperante. Por su parte, el patrimonio natural se nos muestra como un amplio «abanico» de paisajes que configuran una infinidad de lugares de interés natural, producto de los mencionados factores que marcan su topografía, sus recursos hídricos, su clima y los denominados «topoclimas» que tanto caracterizan a esta tierra, sus biotopos y su diversa y rica biogeografía –donde priman especies animales singulares, tanto acuáticas como terrestres, e importantes formaciones vegetales de fresnos, laureles, robles,… – así como un medio humano marcado históricamente por la adaptación constante al medio físico y que, en los momentos actuales, se posiciona como ente transformador de dicho espacio. Así pues, sobre esta realidad del medio físico, se ha desarrollado, a lo largo de las últimas décadas, una red viaria que forma un entramado complejo, en la que nos vamos a detener en los impactos generados por la ampliación del denominado «Corredor del Morrazo» y el «Puente de Rande».

El Corredor del Morrazo

De esta forma nos encontramos con la carretera PO-551, que recorre el territorio de Norte a Sur por la zona occidental, comunica el núcleo de Bueu con el de Cangas, donde se desvía siguiendo un recorrido paralelo a la costa con dirección Moaña. De este vial parten otras carreteras secundarias (EP-1002, EP-1001, EP-1003 y EP-1104), que interrelacionan todos los elementos de la unidad creando una densa red de comunicaciones. El tramo del Corredor del Morrazo VRG-4.1 se constituye como la nueva la vía que articula la península del Morrazo y comunica ésta con la ciudad de Vigo (POLGALICIA, 2011).

El denominado «Corredor del Morrazo» se construyó entre los años 2001 y el 2005, y, entre el 2016 y el 2018 se está produciendo una ampliación. El punto de partida es difícil de concretar, pues más que vertebrar, como señalaba anteriormente el POLGALICIA, ha cambiado completamente el espacio y territorio de la península del Morrazo. Citando a David Harvey (2017), «el meollo del conflicto reside a menudo en decidir cuál de las dos descripciones geográficas, ecológicas y antropológicas es la correcta». Y es que las relaciones sociales sólo pueden medirse por sus efectos. Con todo el valor puede representarse tanto en el espacio-tiempo relativo del cambio como en el espacio y el tiempo absolutos del valor de uso. Lo más grave es que esto se aplique a espacios vulnerables como por el que discurre el denominado «corredor del Morrazo» (pronto, casi ya, autovía del Morrazo) (Figura 2).

figura 2

Al tratar de la situación del «actual» «Corredor del Morrazo», éste da servicio a una comarca cuya realidad podemos verla de forma más concreta si nos aproximamos a la realidad demográfica a la que se dirige, teóricamente, la ampliación del vial. Y es que, grosso modo, la península del Morrazo está conformado por los actuales concellos de Marín –núcleo más poblado-, Bueu, Cangas –capital histórica-, y, Moaña, y por las parroquias de Lourizán y Salcedo (concello de Pontevedra) y Figueirido, Vilaboa, San Adrián de Cobres y Santa Cristina de Cobres (concello de Vilaboa). Cabe señalar que la península del Morrazo, tal y como hemos visto con anterioridad, se caracteriza por tener una población dispersa y fragmentada en el territorio, prevaleciendo los espacios rururbanos, lo que marca el devenir de una población total de 81.228 habitantes. Igualmente, debemos tener presente que, a pesar de que la participación de la población del Morrazo ha venido decreciendo desde comienzos del siglo como consecuencia de la emigración, su densidad todavía supera la media española. Sin embargo, existen grandes diferencias espaciales entre los distintos municipios, que están estrechamente relacionadas con las distintos procesos de desarrollo agrario y de industrialización seguidos en diversas zonas que, unidas al trasvase poblacional que se observa entre los municipios del Norte (Bueu y Marín, limítrofes a Pontevedra) y los del Sur (Cangas y Moaña, limítrofes con Vigo), configuran el proceso de concentración de su población, producido en las últimas décadas.

En lo que al «Corredor del Morrazo», de forma particular, se refiere, señalar que en el Diario Oficial de Galicia (DOG Núm. 158) del jueves 16 de agosto del año 2001 se publicó la declaración de impacto ambiental del estudio informativo de la vía de alta capacidad del Morrazo (RandeCangas). «En el proyecto objeto de evaluación se estudia el trazado alternativo más conveniente a la C-550, entre Rande y la conexión con la carretera C-550 en el tramo Aldán-Beluso. El trazado seleccionado, correspondiente con la alternativa A-B1-C modificada, tiene una longitud total de aproximadamente 18,3 km, con unas características geométricas correspondientes a una velocidad de proyecto de 80 km/h, con radios mínimos de 275 m y rampas máximas del 6%. Su sección varía a lo largo del trazado, de forma que entre el origen y el cruce con la carretera PO-320 de Cangas a Bueu se diseña con una sección tipo correspondiente a una tipología de vía de alta capacidad con calzadas separadas, y entre este punto y el final, la sección tipo corresponde a una vía de alta capacidad de una única calzada» (figura 3).

figura 3

La ampliación de la AP-9 en Rande, a tenor de los informes existentes, no necesitó realizar una Evaluación de Impacto Ambiental (enseguida se nos viene a la cabeza el caso de la M-30, irónicamente denominada Calle-30, de Madrid), lo que supone una enorme degradación de los ecosistemas por los que atraviesa. Tal y como se recoge en los trabajos elaborados por la Xunta de Galicia en el año 2010 para el desdoblamiento –cuyo objetivo principal era atajar el problema de los accidentes viales mortales que se producían en el «Corredor del Morrazo (CG-4.1)»-, el proyecto de ampliación del vial, llevado a cabo por la empresa «ICEACSA», pasaba de contar con cuatro viaductos y un nuevo enlace en el Puente de Rande (si bien, esto fue analizado sobre plano pues el proyecto técnico se encontraba en las primeras fases de elaboración), para minimizar, según la empresa constructora, los costes de la obra.

Por su parte, el Estudio de Impacto Ambiental generado por la empresa «ICEACSA» se realiza en un documento técnico encaminado a predecir, identificar, valorar y corregir las consecuencias o efectos ambientales que las acciones del proyecto puedan causar sobre la calidad de la relación del ser humano y su entorno. Se trata de presentar la realidad objetiva para conocer en qué medida repercutirá sobre el entorno la nueva infraestructura, detallando sus posibles interrelaciones y los efectos medioambientales del proyecto. La identificación y valoración de los impactos generados por el proyecto comprende distintas tareas: conocer el proyecto, sus características y exigencias previsibles en el tiempo, en relación con la utilización del suelo y de otros recursos naturales; conocer el medio en el que se pretende desarrollar el mismo; y, establecer la relación entre ambos y la importancia de sus interrelaciones. Se desarrolla una visión genérica del proyecto, relacionando aquellas características, peculiaridades y datos básicos que resulten de interés para el estudio (ICEACSA, 2014).

El proyecto debe considerarse desde el punto de vista de su interacción recíproca con el medio y, por tanto, en términos de utilización racional de éste (capacidad de acogida) y de los efectos del proyecto sobre él. Finalmente, se define un Programa de Vigilancia Ambiental para la fase de ejecución de las obras y la explotación de la infraestructura. En este Programa de Vigilancia Ambiental se persigue verificar la evaluación inicial de los impactos previstos, controlar la aplicación de cada una de las medidas protectoras y/o correctoras establecidas en el Estudio de Impacto Ambiental, detectar los posibles impactos no previstos hasta la ejecución de las obras y establecer las medidas necesarias y redefinir aquellas medidas medioambientales que hayan sido ineficaces (ver figura 4).

figura 4

El Puente de Rande La otra infraestructura tratada es la ampliación del conocido como Puente de Rande. Solventando la ría de Vigo, el Puente de Rande, que debe su nombre al angosto estrecho por el que discurre, sienta sus pilares sobre un fondo marino de fangos y arenas finas que muestran la gran potencia erosiva de sus aguas. Abriendo paso entre la urbe de Vigo y la denominada «península del Morrazo», comparte vestigios del pasado y miras hacia el futuro, entre los concellos de Redondela y Moaña. Sus enormes dimensiones, sus gruesos pilares, sus pesados «tirantes», su extraordinaria longitud y su ya ampliada anchura, rompen con la estética de un paraje casi salvaje, en el que la naturaleza viva aún era palpable hace apenas medio siglo. Esta conjunción de elementos interrelacionados, quiebran el entorno sobre el que se asientan, produciendo un impacto colosal que genera incontables riesgos de carácter antrópico.

Tal y como podemos observar en las imágenes adjuntas (ver Figura Nº 5), en relación con el impacto ambiental, el progresivo aumento del tráfico rodado no solo incrementa el riesgo de accidentes e intensifica las emisiones de gases contaminantes, el enorme incremento del ruido, o la dispersión de micropartículas de plástico provenientes del caucho de los neumáticos –que es consumido por los peces y genera riesgos sobre la salud humana, al entrar en la cadena trófica-, sino que acentúan la presión sobre el fondo marino mermando la capacidad de carga de éste –añadiendo, a su vez, los daños ocasionados por las losas de hormigón que se despegan, consecuencia de las condiciones climáticas extremas a las que se ven sometidos-, así como a su fauna y su flora marina.

Bajo los colosales pilares del Puente de Rande, encontramos unos riquísimos fondos marinos, de incalculable variedad de especies de algas (como Polysiphonia elongata, Fucus vesiculosus, Phormidium corium, Grateloupia doryphora, Gymnogongrus griffithsiae, Gracilaria gracilis, Aglaothamnion hookeri, Ceramium gaditanum, etc.); una amplia fauna de endobiontes (principalmente bivalbos como los berberechos o moluscos), crustáceos decápodos (Callianassoidea, Atelecyclus, Macropipus, etc.), formas sésiles (Alcyonium palmatum), poliplacóforos, ascidias (Phallusia mammillata), peces (como la sardina Sardina pilchardus, la caballa Scomber scombrus, el jurel Trachurus trachurus, el rodaballo Setta maxima, el lenguado Solea vulgaris, los gallos Arnoglossus, el rubio Triglidae, etc.), cetáceos (como los delfines, calderones, ballenas aliblanca o arroaz), entre otros muchos, que se encuentran en continua destrucción y, en muchos casos, desaparición.

Igualmente, nos encontrábamos ante una bahía que, históricamente, poseía una gran riqueza biológica y que, con la ampliación del Puente de Rande, incrementa el riesgo de destrucción total –puesto que, a día de hoy, ha mermado más que sustancialmente su calidad y, se ha intensificado, de manera progresiva, su destrucción parcial-. Además, la fauna terrestre se ve afectada por los continuos sistemas de alumbrado o la iluminación de tránsito de los vehículos que generan riesgos a las aves nocturnas (entre las que destacan el búho real Bubo bubo, la lechuza campestre Asio flammeu y la lechuza común Tyto alba, el mochuelo común Athene noctua y el autillo Otus stops) e insectos, mientras que los tirantes y elementos metálicos afectan a las aves diurnas (cormoranes phalacrocorax, gaviota –especialmente, Larus michahellis o Larus Marinus-, Buteo rufinus, Apus o cirrios, alcatraces Morus bassanus, o correlimos como la Motacilla alba). Tal y como señalábamos anteriormente, el ruido producido por el continuo tránsito, así como del ocasionado por el viento –en ocasiones ciclónico – al chocar con los tirantes, aumenta los riesgos a los vinculados a la calidad de vida –afecciones al sistema nervioso, problemas de conciliación de sueño,…-, y, a la fauna autóctona, produciendo incluso situaciones de extinción de ciertas especies animales.

figura 5

Por último, entre las cuestiones más reseñables al hablar de riesgos, debemos señalar que la corrosión de los materiales empleados en la construcción del puente y la «delaminación» en forma de lajas del hormigón son consumidas por la fauna marina, especialmente por los peces, entrando así en la cadena trófica e incrementa los riesgos asociados a la salud humana. A lo expuesto, añadir el enorme impacto visual que genera la propia existencia de la infraestructura, y sus ampliaciones, tal y como podemos observar en las figuras siguientes.

Debemos ser conscientes que, mientras se realiza la ampliación del Puente de Rande, se produce, simultáneamente, la agregación de factores y elementos como el asfaltado, la perforación de las montañas, el alisado del suelo, el empleo de explosivos, la destrucción del suelo, la eliminación de la vegetación, la construcción de nuevos pilares, la colocación de señales de tráfico y piezas reflectantes o el empleo de pinturas, entre otras muchas cuestiones, que generan riesgos vinculados, como veremos con posterioridad, a los cambios de usos de suelo, recalificación de terrenos, modificación de los patrones de drenaje, pérdida de capa vegetal, variación en la sedimentación de ríos y playas, destrucción de entidades culturales –fundamentalmente de carácter antropológico-, cambios en la movilidad de la fauna, contaminación de aguas y del aire, generación de un mayor número de accidentes,…, que potencian la degradación del medio sobre el que se asientan, generando cambios irreparables tanto en el paisaje como en las bases económicas y sociales de su población. Ejemplo de todo ello lo encontramos en la misma salida del Puente de Rande (ver figura 6), con la construcción de un viaducto de conexión, la desmembración del terreno que supone la tala de los árboles o dejarlos sin suelo –y, generando futuros riesgos de incendio, consecuencia de las colillas o recipientes de cristal que los conductores arrojan por las ventanillas-, y, además, se ve intensificado a medida que vamos avanzando por el propio Corredor, donde se observa cómo antiguos caminos sientan las bases de las nuevas carreteras de acceso que, indiscutiblemente, requieren de las ampliaciones de las vías, la tala de árboles y, por supuesto, el asfaltado de los suelos, produciendo un daño irreparable en la zona.

Los impactos y otras consecuencias

A lo anteriormente dicho respecto del puente, añadir que los riesgos antrópicos de la ampliación del Corredor del Morrazo, no se limitan exclusivamente a los generados con la propia construcción de carriles contiguos a los ya existentes, sino que se acentúan aún más con la ampliación de túneles socavados en la montaña, las carreteras de enlace o los nuevos viaductos que se han de crear para tener un mayor acceso (ver figura 6).

figura 6

Además, para solventar los elevados saltos de pendiente de los valles, principalmente de las denominadas «fragas» (montes aislados o bosques propios de las riveras, poblados de especies caducifolias que conviven con fauna autóctona, que surcan y dibujan el terreno por el que discurren, y, donde no existe presión por parte de la acción humana), se construyeron diversos viaductos que, a día de hoy, serán ampliados por su «cara interna», duplicando así el número de carriles y, necesariamente, de pilares (ver figura 7).

figura 7

A medida que se avanza por el Corredor del Morrazo, desde el Puente de Rande hacia su destino en el concello de Bueu, se puede ir trazando una línea divisoria entre la aún naturaleza viva (si bien, poco queda de aquellos vestigios de fauna salvaje, de flora exuberante o del cielo cristalino iluminado por el firmamento, que no hace más de unas pocas décadas que ha dejado de ser un lugar único, para convertirse en otra zona costera más de España), y, el sendero de destrucción que van socavando escavadoras, grúas, apisonadoras,…, desmembrando una montaña que parece ser de arena en vez de granitos y gneis. Claro ejemplo de ello lo podemos observar en las imágenes adjuntas (ver Figura Nº 7), a su paso por el concello de Moaña, por las que atraviesa el Corredor. La compleja orografía no parece obstáculo en el trazado del Corredor y, mucho menos, en sus obras de ampliación. Nos encontramos ante una pequeña cadena montañosa, denominada «Sierra de Domaio» o «Sierra del Morrazo» donde sus ríos nacen, crecen y terminan por morir en las, aún hoy, desembocaduras naturales de playas y marismas, surcando entre su roquedo, pequeñas cuencas hidrográficas que han marcado durante siglos, el devenir de sus gentes.

A lo largo de la historia, la actividad económica de Moaña ha estado marcada por el sector primario; la ganadería y las explotaciones agrícolas minifundistas que se veían complementadas por las actividades pesqueras y la industrialización tardía vinculada a la propia pesca. En los momentos actuales, y, concretamente desde la construcción inicial del propio Corredor, se ha acelerado el proceso de modificación del modelo económico tradicional. En apenas una década, sus gentes no cultivan sus pequeñas parcelas de tierra sino que siembran colosales casas recubiertas de granito, no salen al mar a pescar sino que compran barcos y lanchas de recreo, no tienen animales de granja sino que van a comprar a los nuevos «super» e «hipermercados». Cultivar la tierra, criar ganado y barrer los mares, ya solo queda en el recuerdo, en el quehacer de unos pocos –ancianos, mariscadores, pescadores de bajura o aquellos dedicados al cultivo del mejillón-, en el desarrollo de alguna de las pocas industrias pesqueras que aún persisten y, en las actividades de ocio que, ya cada vez menos, se celebran por estas tierras. Todo ello no es más que el complejo conjunto de riesgos antrópicos generados por un Corredor que hoy se convierte en autovía (figura 8).

figura 8

A su vez, la ampliación del Corredor conlleva la imperiosa necesidad de alargar los puentes de acceso, lo que incrementa la presión sobre el medio, tal y como podemos ver en la figura Nº 9. Para ello, se debe abrir paso entre la propia montaña y las carreteras ya existentes, lo que genera riesgos directos vinculados a la propia obra; a saber: presión de carga del terreno a consecuencia de la maquinaria pesada empleada, contaminación área y de las aguas –especialmente las subterráneas-, enturbiamiento de las aguas, daños en la vegetación que debe ser talada, peligro de desprendimientos a la hora de desmembrar el roquedo, afecciones en la fauna que ve modificada su hábitat e, incluso, puede generar trastornos en sus procesos reproductivos (ver figura 9).

figura 9

Por otra parte, la ampliación del Corredor conlleva la desmembración y destrucción de la propia montaña que, como hemos dicho con anterioridad, está conformada por un roquedo antiguo, duro y grueso de rocas graníticas y de gneis, con lo que, amén de los elevados costes que se generan con estas obras de colosales envergaduras, genera un sinfín de riesgos antrópicos, entre los que podemos destacar los riesgos de modificación de los patrones de drenaje; no olvidemos que una de las características principales de estos espacios naturales reside en la existencia de numerosos «saltos de agua» –a modo de cascadas-, fundamentales para el desagüe de las constantes y torrenciales lluvias características de este clima oceánico –donde, además, la influencia de los vientos del sudeste cobran notable importancia-. Esto no solo causa cambios en los caudales, los cursos de los ríos o los procesos de escorrentía, que transforman el medio, el paisaje, los asentamientos y actividades humanas, sino que pueden generar riesgos de inundación de la propia autovía, ocasionar desprendimientos de rocas, deslizamientos de ladera,…, que provoquen, entre otras cuestiones, accidentes de tráfico.

Igualmente, suponen un incremento sustancial de los riesgos producidos durante el tiempo en que duren las obras, puesto que la dinamita empleada en las voladuras ocasiona emisiones de contaminantes atmosféricos –que después precipitan sobre las aguas, la vegetación y el suelo-, fuertes vibraciones y temblores del suelo –afectando, especialmente, a la fauna-, se destruye el hábitat de la fauna que vive en estos espacios naturales –alterando su espacio vital, modificando sus hábitos de movilidad, anidación, cría, etc. – produciendo, en muchos casos, la reducción paulatina del número de individuos de ciertas especies y, en algunos casos, incluso, su desaparición o extinción; consecuencia, en muchos casos, del aumento porcentual de atropellos. Así mismo, supone una ampliación del tráfico rodado –lo que conlleva un incremento de la demanda de combustibles, y, por ende, de las emisiones de gases, ocasionando mayores niveles de basura – procedente de los vehículos que transiten por las vías y los lancen por sus ventanillas-, riesgos de incendio –por el consumo de tabaco y del uso irracional de sus colillas-, el ruido que ocasiona el tráfico continuo, la contaminación lumínica de los focos, etc. (ver figura 10). Todo ello sin olvidar que, la ampliación está provocando la destrucción de yacimientos arqueológicos de carácter prehistórico, así como importantísimos cambios en los usos del suelo.

figura 10

A modo de conclusiones

Tras la presente investigación empírica que ha versado sobre el impacto de las infraestructuras viales en una comarca de la España atlántica («Corredor del Morrazo» y «Puente de Rande») hemos podido conocer las consecuencias directas derivadas del paso de un modelo de desarrollo tradicional a otro basado en el crecimiento económico, proceso realizado al margen del desarrollo territorial, con notabilísimos impactos medioambientales, consecuencia del fracaso, cuando se ha aplicado, de la Evaluación de Impacto Ambiental.

Se constata, por tanto, la necesidad de plantear nuevos modelos de desarrollo que permitan resolver los problemas sociales, económicos y de accesibilidad, sin poner en riesgo la frágil realidad medioambiental, cuya degradación, en no pocos casos, es irreversible. Se pone de manifiesto cómo a pesar de cumplirse con la legislación vigente, la construcción o ampliación de las infraestructuras generan numerosísimos riesgos e impactos ambientales, que alteran y degradan el medio fisico.

De forma concreta, los impactos están siendo muy graves en los paisajes de la península del Morrazo. Unos paisajes de notable valor por sus elementos físico-biológicos que, insertos en la trama rural, habían pervivido hasta la actualidad. El punto de inflexión lo encontramos en las consecuencias derivadas de la denominada catástrofe del petrolero Prestige, en noviembre del 2002; al desastre medioambiental siguió la llegada de ayudas y compensaciones económicas que iniciaron el cambio en el modelo de desarrollo señalado, en el que la construcción de infraestructuras viales han sido y son las verdaderas «protagonistas», transformando y degradando los espacios periurbanos, convirtiéndose en un elemento fundamental en la creación y consolidación de lo que hemos dado en denominar como «región-riesgo», pues a los riesgos naturales existentes, se añaden los antrópicos-tecnológicos.

Igualmente, señalar que las relaciones sociales únicamente pueden medirse por sus consecuencias, siendo especialmente graves en espacios vulnerables como por los que discurren el «Corredor del Morrazo» o el «Puente de Rande». Los estudios previos recogidos en los proyectos de la ampliación de estas infraestructuras señalaban la notable interacción recíproca de las mismas con el medio, y de sus repercusiones. De hecho, especial relevancia tiene el impacto visual; de hecho, la ampliación del Puente de Rande genera un enorme impacto visual sobre los paisajes marinos de la ría de Vigo, junto con los propios impactos ambientales. A esto añadir que, el hecho de que no se haya aplicado en su ampliación la EIA, ha sido de notable gravedad (la excusa ha sido que no afecta a zonas de especial protección).

En la ampliación del «Corredor», a los factores y elementos de impacto ambiental se le suma la especulación urbanística, junto a la contaminación atmosférica y acústica, consecuencia del notabilísimo incremento del tráfico rodado, con lo que esto supone para la presión ejercida sobre el medio natural. Y es que la naturaleza debe ponerse en relación con el reconocimiento de que los recursos naturales son bienes económicos, tecnológicos, culturales que debemos cuidar para que no se degraden por el impacto de obras como las tratadas, que ponen de manifiesto la poca utilidad de la Evaluación de Impacto Ambiental, remarcando la contradicción existente en las distintas configuraciones espacio-temporales, generadas por la acumulación de capital, que en nuestro caso se concreta en la zona de influencia de la ciudad de Vigo.

Bibliografía

• Aguilar, S. (1997). «El reto del medio ambiente. Conflictos e intereses en la política medioambiental europea», Madrid, Alianza Universidad.

• Aguiló, M.; González Alonso, S. y Ramos, A. (1995). «Directrices y técnicas para la estimación de impactos», 39 edición, Cátedra de Proyectos y Planificación de la E.T.S. de Ingenieros de Montes, Madrid.

• Sotelo, J. A. ; Sotelo, M. (2019). El fracaso de la evaluación de impacto ambiental en infraestructuras viales… Cuadernos Geográficos 58(2), 90-110

• Alonso Fernández, A. (2015). El crecimiento, densificación y ordenación de la ciudad difusa en Galicia. Desarrollo urbanístico del área urbana de la Ría de Vigo (1990/2010). Tesis Doctoral. Universidad Politécnica de Madrid. E.T.S. Arquitectura de Madrid. 413 págs.

• Andersen, J.G. (1990). «Environmentalism,New Polítics and industrialism: Some Theoretical Perspectives», Scandinavian Political Studies, vol. 13, nº2.

• Arroyo, F. «et alii». (1997). «Análisis de los problemas medioambientales». En Ballesteros, J. Y Perez, J. «Sociedad y Medio Ambiente», Editorial Trotta, Madrid, pp. 49-81.

• Azqueta, D. (1996). «Valoración económica del Medio Ambiente: una visión crítica de los métodos y sus limitaciones», ICE, nº. 751, marzo, pp. 37-46.

• Azqueta, D. y Pérez y Pérez, L., (eds.) (1996). «Gestión de Espacios Naturales de servicios recreativos». McGrawHill, Madrid. • Barberan, Ramón «et alii». (1998). «Los espacios naturales protegidos y su valoración», en Situación, Serie Estudios Regionales, Aragón.

• Barret, S. (2004). «Strategic Environmental Policy and International Trade», Journal of Public Economics, vol. 86, nº.2, pp. 298-326.

• CEPAL (2004). «Growth with Stability: Financing for Development in the New International Context», Santiago de Chile, CEPAL, Serie de Libros, N° 67 (LC/G. 2171-P), Conferencia Internacional sobre el Financiamiento del Desarrollo, Monterrey, marzo.

• Criado, F. y Cabrejas, E. Obras públicas e patrimonio. Estudo arqueoloxico do corredor do morrazo, 2005, Santiago de Compostela, Instituto de Estudos Galegos Padre Sarmento.

• Criado-Boado, F. et alii. (2016). Atlas arqueolóxico da paisaxe galega, Xerais.

• Diario Oficial De Galicia (DOG Núm. 158), del jueves 16 de agosto del año 2001.

• Espejo Marín, C. y García Marín, R. (2012). La energía eólica en la producción de electricidad en España, Revista Geografía Norte Grande, Nº 51, pp.115-136.

• Galvani, A. y Pirazzoli, R. (2013). «Expected, Checked and Spread Image». Journal of Tourism and Services. Nº 5-6, Prague, pp. 75-89.

• González Garcé, A. et alii. (2008). La ría de Vigo. Una aproximación integral al ecosistema de la ría de Vigo, Instituto de Estudios Vigueses.

• Harvey, D. (2017). El cosmopolitismo y las geografías de la libertad, Madrid, Ed. Akal, 21 págs. • Hsu, A. et alii. (2014). The 2014 Environmental Performance Index, Yale Center for Environmental Law & Policy. New Haven, CT.

• ICEACSA (2016). Proxecto de Trazado e Impacto Ambiental: Variantes de Cangas e Moaña.

• Norberg, J. (2017). Progreso. 10 razones para mirar al futuro con optimismo. Ariel, Barcelona, 318 págs.

• Pastoriza, J. (2014). Las dos velocidades de la ampliación de Rande y el corredor de O Morrazo. 20/08/2014, Faro de Vigo.

• POLGALICIA (2011). Plan De Ordenacion Do Litoral De Galicia. • Precedo Ledo, A. (1998). «Comarcas de Galicia», Ed. Xunta de Galicia, 376 págs.

• Ramos Fernández, A. (1979). «Planificación física y ecológica: modelos y métodos». Editorial Magisterio Español.

• Ross, W.A. (1987). «Evaluating environmental impact statements». Journal of Environmental Management, nº 25, pp. 137-147.

• Sotelo Navalpotro, J.A. (1999). «Modelos de Organización y desarrollo regional», Madrid, UCM/Oxford U.P, 165 págs.

• Sotelo Navalpotro, J.A. (1999). «Los Sistemas de Gestión Medioambiental: una aportación a la Ordenación del Territorio y del Medio Ambiente», Academia de las Ciencias, Homenaje a don Ángel Ramos, pp. 1485-1499.

• Sotelo Navalpotro, J.A. (2000). «Regional Development Models», Oxford University Press, 195 pp.

• Sotelo Navalpotro, J.A. (2003). «Desarrollo y Medio Ambiente en España: algunas consecuencias directas emanadas del hundimiento del Prestige», Anales de Geografía de la UCM, nº 23.

• Sotelo Navalpotro, J.A. (2003). «Consecuencias medioambientales derivadas del hundimiento del Prestige en las «Rías Baixas» gallegas», Observatorio Medioambiental, nº 6, pp. 193-249.

• Sotelo Navalpotro, J.A. (2006). «Instrumentos para el estudio del medio ambiente: métodos para la valoración del coste ambiental». Estudios Geográficos, pp. 231-258.

• Sotelo Navalpotro, J.A. (2008). Riesgos naturales y tecnológicos en España, hoy. Observatorio medioambiental, Nº 11, pp. 9-12.

• Sotelo Navalpotro, J.A. y Sotelo Perez, M. (2013). «Canales, sifones y almenaras. El impacto ambiental de las infraestructuras del Canal de Isabel II (Madrid). Investigaciones Geográficas, pp. 95-117.

• Sotelo Navalpotro, J.A.; Sotelo Perez, M. y García Quiroga, F. (2016). «Consequiences for the Natural Heritage and Cultural Significance of the Current Patterns of Development in the Coastal Region of the Mediterranean Sea». International Journal of Business and Social Science,Vol. 7 nº 4. Estados Unidos.

• Tolón Becerra, A.; Lastras Bravo, X. y Sotelo Navalpotro, J. A. (2012). «Territorial distribution of transport emission reduction targets from an environmental, economic and social viewpoint». Environmental Science and Policy, vol. 16, pp. 97-113

• Valenzuela Rubio, M. (2013). «Las políticas urbanas, mucho más que urbanismo». Polígonos: Revista de geografía, Nº 25, pp. 5-18.

• Xunta De Galicia. DOC. 23 de abril del 2014, Agencia gallega de infraestructuras, Declaración de Impacto Ambiental. Variante Cangas y Moaña (Pontevedra).

• Uberhuaga, Cl M. (2015). Cartografía local y sistemas de información geográfica participativos como herramientas de consolidación de la identidad local en la planificación urbana y territorial. Tesis Doctoral, Universidad Politécnica de Madrid. E.T.S. Arquitectura de Madrid. 290 págs.

• Westmen, W.E. (1958). «Ecology, Impact Assessment, and Environmental Planning», Jon Wiley and Sons, New York, pp. 10-14.

Sobre los autores

José Antonio Sotelo Navalpotro (Madrid, 1956)

Catedrático de Universidad de Análisis Geográfico Regional en la Universidad Complutense de Madrid. Doctor en Geografía, en 1986, y Doctor en Ciencias Ambientales (Políticas), en 2003, por la Universidad Complutense de Madrid. Ejerce su actividad docente en la UCM desde 1986, y es Director del Instituto Universitario de Ciencias Ambientales (IUCA) desde noviembre del 2013, anteriormente, Secretario General y Director Adjunto del mismo. A su vez, es Director e Investigador Principal del Grupo de Investigación «Desarrollo y Gestión Ambiental del Territorio» (UCM-930539), formado en 1996 y validado por la UCM en 2006. Su labor docente, discente e investigadora queda avalada por la obtención de cinco Quinquenios docentes y cinco Sexenios de Investigación, todos ellos consecutivos y «vivos». Asimismo, dirige las prestigiosas Revistas Anales de Geografía de la Universidad Complutense de Madrid, Observatorio Medioambiental, Apuntes de Medio Ambiente y M+A Revista Electrónica de Medio Ambiente. Forma parte de numerosos comités científicos nacionales e internacionales (Vocal de Future Earth, Secretario del Comité Científico Español de IHDP, etc.). Es autor de más de veinte libros de sus especialidad, publicados en prestigiosas editoriales como la Oxford University Press, Espasa-Calpe, RBA, Planeta, Síntesis, entre otras; y autor de más de cien artículos científicos de alto nivel, publicados en Revistas Científicas de alto impacto, como «Environmental Science and Policy», Estudios Geográficos, Investigaciones Geográficas,…

María Sotelo Pérez (Madrid, 1985)

Actividad docente como profesora Ayudante Doctor (acreditada a Contratado Doctor) en el Departamento Ciencias de la Educación, Lenguaje, Cultura y Artes, Ciencias Histórico-Jurídicas y Humanísticas y Lenguas Modernas, de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de de la Universidad Rey Juan Carlos. Doctora en Economía con «Mención Europea», por la Universidad Complutense de Madrid (Premio Extraordinario de Doctorado), y, Dra. por la misma Universidad, en Geografía, con «Mención Internacional». Es Licenciada en Geografía por la UCM – donde obtuvo el Premio Fin de Licenciatura-; Licenciada en Ciencias Económicas por la UCM – realizó la especialidad en Economía Internacional y Desarrollo-; a su vez, realizó el Máster Oficial en «Medio Ambiente: Dimensiones Humanas y Socioeconómicas» y el Máster Oficial en «Dinámicas Territoriales yDesarrollo», ambos en la Universidad Complutense de Madrid. Es autora de más de treinta artículos científicos publicados en Revistas de impacto, cuatro libros y numerosos capítulos de libro. Ha sido Contratada FPU (Formación del Profesorado Universitario), por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Ha impartido docencia en todos los niveles –Licenciatura, Grado, Máster y Doctorado-, tanto en formación presencial como online –estando en posesión de veinticinco títulos, de los cursos realizados en la URJC para formación docente no presencial-. Ha participado en diversos Proyectos de Investigación Competitivos de carácter Nacional, artículos 83 y Proyectos de Innovación en la Mejora de la Calidad Docente, y, ha realizado numerosas estancias de investigación en centros de renombrado prestigio, tanto nacionales como internacionales.

Creative Commons Reconocimiento-No Comercial 3.0

e-ISSN 2340-0129

Descargar PDF

Algunas fotografías de la obra del puente de Rande.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Algunas fotografías de la obra del corredor del Morrazo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.